Páginas

lunes, 30 de enero de 2012

UN PEDAZO DE LA GRAN VÍA DE MADRID EN LA CALLE DE TETUÁN DEL VIEJO SAN JUAN (PUERTO RICO).

El número 260 (antiguo 26) de la calle de Tetuán del Viejo San Juan, nos reserva sorpresas. 

Foto: Manuel Chamorro
Fábrica de Sodas de la calle Tetuan, 26 en el Viejo San Juan de Puerto Rico.


Con el nombre de “Polo Norte – Fábrica de Sodas de Rivero y Compañía, Sucs.” escrito sobre el fondo amarillo de unos azulejos confeccionados en Madrid por “Casa González” Gran Vía, número 11 podemos descubrir mucho sobre la historia de la ciudad de San Juan, de este negocio abierto en el año 1902, que popularizó la Kola Champagne y sobre su fundador Ángel Rivero Méndez.

Ángel Rivero Méndez, antes de dedicarse al negocio de las sodas, fue un militar liberal. Hijo de inmigrantes canarios, nació en el año 1856 en Trujillo Bajo (pueblo hoy anexionado a la capital de Puerto Rico). Realizó sus estudios en la Escuela Insular de Entrenamiento Militar de la Academia de Infantería de Puerto Rico, trasladándose después a España para continuar su formación en Toledo y en Segovia. A su regreso a la isla, es elegido para gobernar el Castillo de San Cristobal, desde donde el día 10 de mayo de 1898 dispara el primer cañonazo de la Guerra Hispano-Estadounidense contra el “Yale”, barco norteamericano que bloqueaba el puerto de San Juan.


Foto: Manuel Chamorro
Pudo ser este cañón desde el que Ángel Rivero Méndez  disparó contra el  "Yale".



Firme defensor de su país, siempre rechazó la americanización cultural impuesta por los Estados Unidos, a quien tuvo que entregar Puerto Rico el día 15 de octubre de 1898. Tras la guerra, en el año 1922, publicó “Crónica de la Guerra Hispano Americana en Puerto Rico” y escribe bajo el pseudónimo de “Remigio” en la prensa de Puerto Rico. El 23 de febrero de 1930 se suicidó con un disparo en la cabeza.


El oso polar, símbolo de la empresa “Polo Norte – Fábrica de Sodas de Rivero y Compañía, Sucs.” y elegido en plena fiebre expedicionaria por descubrir el Polo Norte geográfico, se encuentra en la fachada de la fábrica de sodas que fundó Ángel Rivero Méndez, junto al rótulo que señala el lema de la fábrica “¿Gaseosas Polo Norte? ¡Ni una palabra más!”, mientras sostiene en su mano una botella del refresco estrella de la empresa, una variante de la cola inventada en 1886 por Pemberton, en Atlanta.

Foto: Manuel Chamorro
El oso polar, símbolo de la empresa. Se puede leer la frase:  "¿Gaseosas Polo Norte?¡Ni una palabra más!" sobre la figura.




Bajo uno de los paneles cerámicos de la fachada, en el que se representa una máquina embotelladora del refresco estrella de la fábrica de Rivero, la Kola Champagne, se aprecia la firma de la empresa que realizó sus azulejos: “Casa González. Gran Vía ..?. Madrid”.


Foto: Manuel Chamorro
Embotelladora de la "Kola Champagne" con la firma de la "Casa González. Gran Vía. Madrid".


Los hermanos González Álvarez-Ossorio, procedentes de Sevilla donde comienzan con la fabricación y venta de materiales para la construcción en los primeros años del siglo XX, deciden abrir en septiembre del año 1917 en la Gran Vía, numero 11 (entonces número 14) una lujosa tienda de sanitarios, rejería y cerámicas artísticas. El establecimiento se llamó “Casa González” y expuso un muestrario de productos, del que se han conservado sus cerámicas artísticas diseñadas por el pintor Gustavo Bacarisas con los escudos de Sevilla, Madrid, Málaga, Córdoba y Huelva, provincias donde la empresa tenía sucursales.

Foto: ABC.
Inauguración de la tienda "Casa González" en la Gran Vía, nº 11, en el año 1.917.


La tienda, que contaba con dos pisos del inmueble, tenía una valiosa escalera decorada con azulejos neorrenacentistas diseñados por Manuel García Montalbán, que aún se puede admirar.


Foto: M.R. Giménez
Escalera y azulejos de lo que fue "Casa González", en la actualidad.


El más conocido de los Hermanos González era el arquitecto Aníbal González Álvarez-Ossorio (1876-1929), creador de la Plaza de España de Sevilla y de la ampliación del edificio del ABC, en el paseo de la Castellana de Madrid, entre otras obras. Bien pudiese haber sido también el artífice del edificio de “Polo Norte – Fábrica de Sodas de Rivero” del Viejo San Juan, pero lo que sí podemos confirmar es que los azulejos de su fachada son de su empresa familiar de “Casa González” Gran Vía, Madrid.

La “Casa González” cerró esta tienda de la Gran Vía en el año 1930 y su local fue ocupado por la papelería “E. Pérez Vallejo”, que conservó intacta la decoración cerámica en su interior. En la actualidad un hotel mantiene este espacio como tránsito hacia sus dependencias superiores.






Fuentes:
http://home.coqui.net/sarrasin/bio.rivero.htm
Hemeroteca ABC
Hemeroteca B.N.E.
Agradecimiento muy especial a Manuel Chamorro, por sus fotografías y por descubrir el “Polo Norte” del Viejo San Juan (Puerto Rico).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada