Páginas

domingo, 13 de mayo de 2012

LO QUE LA GRAN VIA Y TELEFÓNICA SE LLEVARON POR DELANTE.

Desde aquella primavera de 1910 en que Alfonso XIII cogió una piqueta y la hincó sobre la fachada de la Casa del Cura, la máquina demoledora y artesanal contratada para la gran obra de la Gran Vía de Madrid, derribó 312 casas y eliminó, de forma parcial o total, 48 calles. Dos de ellas, situadas al principio de este segundo tramo de la obra conocido entonces con el nombre de Bulevar de Pi y Margall, fueron ocupadas por la nueva calzada y por el edificio de la Telefónica; sus nombres eran calle de los Leones y travesía del Desengaño.

Fuente: cartotecadigital.icc.es 
En el recuadro aparecen la calle de los Leones y la travesía del Desengaño (con el nombre antiguo de calle de la Flor), que estuvieron situadas entre la antigua calle de Jacometrezo y la del Desengaño. Plano de Chalmandrier - 1761.

La calle de los Leones. En el momento de hacer el inventario para las demoliciones de esta calle, con la finalidad de ejecutar la obra de la futura Gran Vía, se constató que aún tenía edificios del año 1696. 


El nombre de esta calle provenía del espectáculo que unos extranjeros montaron en ese terreno cuando aún era un arrabal de Madrid. Dos leones fueron expuestos para disfrute y perplejidad del público, que debía pagar su entrada para verlos. Posteriormente, ya en el siglo XIX, fue famosa una taberna allí ubicada por los parroquianos que a ella concurrían: Luis Candelas (vecino de la cercana calle de Tudescos), Mariano Balseiro, Francisco Villena “Paco el Sastre”, Churumbelo y Traganiños (dueño de la tasca).


Fuente: memoriademadrid.es
Así era la antigua calle de los Leones.

En abril del año 1910 se anuncia en prensa que van a ser demolidas las casas con numeración del 1 al 12 de la calle de los Leones; pero hasta el año 1917, en el mes de agosto, no comenzó el derribo de todas las fincas situadas entre esta calle y la plaza del Callao. 

Hoy en día, lo que fueron los primeros cinco números de la calle de los Leones están ocupados por la calzada de la Gran Vía, siendo la segunda mitad lo que algo modificado corresponde al arranque de la calle de Valverde.

Foto: M.R. Giménez (2011).
Calle de Valverde actual. Este tramo fue parte de la desaparecida calle de los Leones. El portal situado a la izquierda de la foto, corresponde al número 4 y se trata de un edificio construido en el año 1889, que se libró del derribo.

La travesía del Desengaño. Era la calle subalterna que comunicaba la de Jacometrezo con la del Desengaño, y de esta última tomaba su nombre. Hasta el año 1835 se llamaba calle de la Flor y conservaba construcciones particulares del año 1722. En 1914 la popular tahona del número 4 de esta travesía anuncia la venta de todos sus enseres, ante el inmediato derribo de las fincas en la acera de los números pares de la calle. 

La travesía del Desengaño fue completamente engullida por aquel nuevo Madrid. Su primer tramo, hasta el número 7, lo ocupa hoy la calzada de la Gran Vía y el resto, hasta el número 15, forma parte de los cimientos del edificio de la Telefónica.

Fuente: memoriademadrid.es
Este plano superpuesto muestra como era la zona antes y después de la construcción de la Gran Vía. En él se pueden ver, señaladas con flechas la calle de los Leones y la Travesía del Desengaño. El hexágono engloba el actual edificio de Telefónica.

La calle del Desengaño también sufrió alteraciones en su fisonomía, aunque en menor medida que las anteriores. 


El tramo comprendido entre el antiguo número 1 (donde el pintor Francisco de Goya tenía su casa), que hacía esquina con la calle de Fuencarral y hasta el número 8, en ángulo con la de Valverde, quedó suprimido. Sobre esta superficie se construyó el nuevo edificio de Telefónica acortando la extensión de la calle y llevándose por medio uno de los cafés más célebres de Madrid hasta ese momento, el café Habanero.


Fuente: memoriademadrid.es
Plano del proyecto de la obra para la Gran Vía. El café Habanero aparece dentro del cuadro. Las líneas rojas y paralelas corresponden a lo que sería el trazado de la nueva vía
.

El café Habanero fue inicialmente emplazado en el número 6 de la calle del Desengaño; este café abrió sus puertas en la década de los años 70 del siglo XIX. Era un café bonito y bien decorado, que a menudo recibía “conservas de La Habana (guayaba, mamey, flor de azahar, etc. etc.) que son poco conocidas en Madrid”. También anunciaba servir manzanilla de Sanlucar y “comidas bien condimentadas” en sus menús de 2 pesetas, compuestos por “sopa, tres platos fuertes y postres”.


El café Habanero tenía éxito de concurrencia a lo largo del día, ofreciendo conciertos “a cuarteto” dirigidos por el profesor del Conservatorio, Sr. Cobeña. Pero había una queja generalizada sobre la tardanza en el servicio y es que, según la prensa de 1873, contaba con muy pocos camareros.


En el mes de octubre de 1882 el dueño del café Habanero, traslada su establecimiento al edificio inmediato, que formaba esquina entre las calles del Desengaño, número 8 y de Valverde, número 2. El nuevo espacio era sencillo, elegante y estaba dividido en café, en la planta baja y “restaurant”, en el entresuelo. Ampliaba su espectáculo con representaciones de teatro como “La isla de San Balandrán” o “Fray Liberto sin cencerro”.


Poco a poco el acreditado café Habanero fue pasándose de moda y así, en abril del año 1890, tuvo que cerrar por suspensión de pagos. Más otro dueño compró el negocio al año siguiente, despojado ya de la elegancia que tuvo en sus inicios. El café llenó su trastienda de “puntos” (pícaros) dedicados a apostar al “Monte” (juego de naipes), prohibido en aquella época y convirtió los comedores de su “restaurant” en “reservados”, ocultos de las miradas del resto de los clientes.


El día 30 de septiembre de 1909 un edicto informaba que se sacaron a la venta en pública subasta los bienes, muebles y enseres del café Habanero, tasados en 1488’50 pesetas y en el año 1915, comenzó el derribo de la casa. 
  

Otra de las construcciones que sucumbieron a la piqueta por las obras para la realización de la Gran Vía fue el conjunto de las casas de la marquesa de Murillo, que estuvieron ubicadas al inicio de la calle del Desengaño y tenían también fachada a la calle de Fuencarral.



Según el expediente de obra conservado en el Archivo de Villa de Madrid, en el año 1747 se solicitó licencia para incorporar a la casa de la marquesa otras pequeñas propiedades aledañas, que serían integradas a la ya existente.


Fuente: memoriademadrid.es
Plano de lo que fueron las casas de la marquesa de Murillo, en su fachada a la calle de Fuencarral (1747).

El solar donde se asentaban estas casas, calle del Desengaño, nº 2, fue expropiado para la construcción de la Gran Vía por la cantidad de 235.000 pesetas. 



Fuentes:
Hemeroteca B.N.E.
Memoriademadrid.es
Cartotecadigital.icc.cat


14 comentarios:

  1. Que interesante saber lo que fue mi barrio.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por tu trabajo. Tienes un blog bien documentado y agradable de leer. Te sigo cada semana.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios. El centro de Madrid es un lugar por descubrir y su historia es apasionante.

    ResponderEliminar
  4. Juan José de Ozámiz21 de junio de 2012, 9:26

    Mi antepasado Christian Rungaldier adquirió la casa de la calle desengaño a Goya y allí vivió mi abuela hasta que la casa fue demolida. Cosas de la vida el yerno de Rungaldier, Narciso Bruguera- creo que en 1854 adquirió las pinturas negras de Goya.
    Juan José de Ozámiz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan josé:Tengo entendido que Goya vendió la casa de Desengaño, 1 a Godoy.¿Me podrías aclarar eso?

      Eliminar
  5. Juan José, te agradezco la información que aportas de tu antepasado; buscaré alguna información sobre él en las fuentes que consulto. Muchas gracias por leer este blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola ¿Podrías decirme como encontrar el plano superpuesto? He entrado en la pagina de memorias de Madrid pero no lo encuentro ¿qué pusiste en el buscador? Muchas gracias, yo también amo Madrid aunque soy de Barcelona, ambas son parte de mi vida.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  7. Hola David:
    Dentro de la página Memoriademadrid.es hay una parte dedicada a los 100 años de la Gran Vía. Debes entrar y jugar con el mapa hasta conseguir la superposición.
    Es complicado, pero no imposible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por su trabajo, muy generoso por su parte,dedicar tiempo en investigar y ponerlo a nuestra disposición de esta forma tan cómoda.

    ResponderEliminar
  9. Luis Javier, te agradezco mucho tu comentario. Para mi es un placer saber que os gusta mi trabajo.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, soy biznieta de Carlos Fernández de Liencres Herrera, el hermano y representante del que fue propietario del Café Habanero, de las calles Valverde y Desengaño, Don José Mª. Estoy preparando una Convención familiar para el mes de junio en Madrid. Si te parece bien, utilizaré tu valiosa información. Un saludo. Marisa Masip Fernández de Liencres.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Marisa:
    Puedes usar lo citado en el texto sobre el Café Habanero, siempre que pongas el nombre del blog como fuente de la que has obtenido la información. Si utilizaras una web, te solicitaría que pusieras un acceso directo.
    Te pediría que, si posees más información sobre este café (recuerdos familiares, etc.) me la hicieses llegar, con el fin de completar el artículo.
    Muchas gracias y buena convención familiar.

    ResponderEliminar
  13. Hola, gracias por responderme. Por supuesto te citaré. Es "antiguoscafésdemadrid.blogspot.com" ¿verdad?. Me preguntas si utilizaré una web. No, será en un dossier que entregaré a los familiares el dia de la Convención. No tengo más información que la que obtuve de una publicación de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Caída y María Santísima de la Amargura. Por si te pudiera ser de utilidad copio lo que en ella leí y que me sirvió para buscar datos en internet, gracias a lo cual te descubrí. Dice así:
    "El 4 de junio de 1909 manifiesta D. José María que es dueño de un café denominado "Habanero", instalado en Madrid, calles Valverde y Desengaño, números 2 y 8 respectivamente, cuyo establecimiento viene estando representado por el señor hermano del exponente, D. Carlos Fernández de Liencres y Herrera, a quien, por convenir así a sus intereses, confiere poder especial para que en su nombre ceda, traspase o venda el mencionado café, a favor de la persona o personas que tenga por conveniente y por el precio que estime más ventajoso....".
    Espero que te sorva. Un abrazo.

    ResponderEliminar