Páginas

miércoles, 7 de noviembre de 2012

EL HOTEL RUSIA Y EL CINEMATÓGRAFO.


Quizá algunos de los que pasean por la carrera de San Jerónimo, a la altura del actual número 32, y en lo que actualmente es un centro de salud, desconozcan que ahí comenzó el cine de Madrid. Pero también pasaron otras cosas. 

Foto: M.R.Giménez (2012)
Edificio de la carrera de San Jerónimo, 32, esquina con la calle de Ventura de la Vega. En el piso bajo se instaló el primer cinematógrafo de Madrid.
 
El edificio fue construido en el año 1866 y hace esquina con la calle de Ventura de la Vega, que hasta 1888 fue llamada del Baño. El título de esta calle derivó de un gran baño techado para caballos, que allí estuvo y posteriormente se reconvirtió en baño público para personas, debido a la bondad de sus aguas. 

En el año 1869 vino a instalarse en el inmueble de la carrera de San Jerónimo, entonces número 34, el Gran Hotel de Rusia, que fue en su día uno de los más elegantes de Madrid. 

Fuente: B.N.E. (1885). El hotel Rusia ya tenía casi dos décadas de antigüedad.
 
El día 31 de enero de 1895 el Hotel Rusia salta a los periódicos por el gran escándalo que protagonizó el militar Manuel Fuentes Sanchiz cuando en su escalera propinó varios golpes a Abd el Krim Brisha, representante del sultán de Marruecos, que vino a Madrid para negociar una moratoria en el pago de las indemnizaciones por el asalto a Melilla que dio origen a la Primera Guerra del Rif (1893-1894). El cuerpo diplomático, los representantes de los partidos políticos, las autoridades de Madrid y el gobierno en pleno, desfilaron por el hotel en visita de desagravio mientras la reina regente María Cristina, desde palacio, también condenaba la agresión. El aplazamiento en el pago de la indemnización a España fue rápidamente decretado. 

Lo verdaderamente significativo del edificio de la carrera de San Jerónimo fue el local de la planta baja que hace esquina con la calle de Ventura de la Vega. En él se instalaron varios negocios, a través de los años, siendo uno de los más conocidos el bazar de bisutería, perfumería y productos de belleza llamado Los diamantes americanos. En el año 1892, al trasladarse el bazar a la calle del Arenal, los dueños del hotel Rusia inauguraron un espléndido salón comedor, decorado artísticamente é iluminado con luz eléctrica y fue aquí donde el día 13 de mayo de 1896 tuvo lugar la primera proyección pública en España del cinematógrafo. 

Foto: M.R. Giménez (2011).
Sala de lo que fue el hotel Rusia (hoy centro de salud). Alexandre Promio instaló, al fondo de la sala, el proyector de las películas.

Alexandre Jean Louis Promio (1868-1927) fue uno de los primeros cameramen de la historia y está considerado como el inventor del trávelin, al poner su cámara sobre una góndola para filmar “Panorama del Gran Canal visto desde un barco”, en Venecia. Promio, que entonces trabajaba para los hermanos Lumière, alquiló al hotel Rusia su salón comedor de la planta baja y preparó el local para el novedoso espectáculo del cinematógrafo –fotografías animadas- que se proponía exhibir. Todo el recinto se revistió de negro, cambiando el papel de las paredes y las cortinas de los ventanales. Una gran pantalla blanca, al fondo del local, serviría para proyectar diez películas con un metraje aproximado de veinte minutos. 

Foto: M.R. Giménez (2011)
Sala de lo que fue el hotel Rusia y lugar donde estuvo la pantalla del cinematógrafo. En la decoración actual se aprecia la decoración que recuerda los inicios del cine.
 
El sorprendente invento que permite apreciar el sorprendido movimiento de la vida real, como describieron los periódicos de la época al cinematógrafo, asombró de tal manera que, a partir de la primera proyección pública para la prensa (13 de mayo), todo el que podía estaba dispuesto a pagar 1 peseta, en sesiones de 10h. a 12h. de la mañana, de 3h. a 7h. de la tarde y de 9h. a 11h. de la noche, para ver las películas. 

Se produjo una algazara al ver andar a los hombres muy deprisa. Hubo susto al ver que se echaban encima los caballos de los fiacres (coches de punto) y de los ómnibus, que a todos instintivamente nos obligaba a echarnos hacia atrás en las sillas, creyendo que nos atropellaban, como recordaba en 1946 una espectadora de aquella primera proyección en la que se exhibieron películas como: “Batalla de nieve”, “Los baños de Diana”, “Salida de los obreros de la fábrica”, “La llegada de un tren a la ciudad” o “El regador regado”, primera cinta cómica de la historia del cine, todas ellas rodadas en el año 1895. 

Promio había solicitado a la reina regente, que también asistió a ver el espectáculo, permiso para impresionar algunas películas en los cuarteles y sus zonas de ejercicio, a lo que la regente no puso objeción. Al llegar el turno de la artillería y proponer Promio su intención de filmar las detonaciones de un cañón, el mariscal responsable levantó los brazos mientras manifestaba escandalizado que no se atrevía a transmitir aquella impresión. Al día siguiente llegó la orden de palacio para emplazar y disparar seis cañones, con gran asombro de los oficiales, que quedaron convencidos de que el cinematógrafo Lumière ejercía poderosa influencia en la soberana. Así pudo ser rodada la película “Maniobras de la artillería en Vicálvaro” (1896). 

El cinematógrafo Lumière se mantuvo abierto en los bajos del hotel Rusia durante bastantes meses, debiendo reducir a la mitad el precio de las entradas en febrero de 1897 y pasando después a realizar sus proyecciones en otros teatros de Madrid. 

Foto: M.R.Giménez (2011)
Detalle de las columnas de hierro y de las molduras del techo, originales y restauradas.

En la fachada del edificio de la carrera de San Jerónimo, número 32 (antes 34), existen dos placas conmemorativas de la primera sesión pública de cinematógrafo en Madrid, pero ambas contienen información errónea. 

Foto: M.R.Giménez (2012)
Placas conmemorativas de la primera exhibición del cinematógrafo en Madrid, instaladas en la fachada del edificio.

En la primera, del año 1946, se lee que aquella exhibición se realizó el día 15 de mayo y en la segunda placa, que evoca los cien años del evento y es del año 1996, aparece la fecha del 14 de mayo como día en que tuvo lugar la primera sesión de “cine”. Como ya hemos visto, fue el día 13 de mayo de 1869 cuando Alexandre Promio proyectó, por vez primera, una cinta cinematográfica en España. 







Fuentes:
“Historia y anécdotas de las fondas madrileñas” Peter Besas.
“Las calles de Madrid” Pedro de Répide.
Hemeroteca B.N.E.
Hemeroteca ABC.
Prensahistorica.mcu.es
Es.wikipedia.org
“Crónica de Madrid” Diario 16.
Bib.cervantesvirtual.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada