Páginas

domingo, 16 de diciembre de 2012

LA CASA DEL NEW CLUB Y EL CAFÉ MAISON DORÉE.


El edificio que hace esquina entre la calle de Alcalá y la de Cedaceros es conocido con el nombre de “Sociedad Nuevo Club” o “Casa del New Club de Madrid” y fue construido en el año 1902 por el arquitecto José Grases Riera, por encargo de dicha sociedad. 

Foto: M.R.Giménez (2012)
Fachada de la Casa del Nuevo Club de Madrid. A la derecha la calle de Alcalá.
 
El New Club o Nuevo Club era una sociedad seria y responsabilísima de un carácter eminentemente inglés, formada por jóvenes distinguidos prevenientes de las familias más aristocráticas de Madrid. Este club se formó a partir de una escisión del “Veloz-Club”, fundado en diciembre del año 1870, también para hijos de familias nobles madrileñas cuyo carácter “sportivo” propiciaba el aprendizaje y la utilización de un invento puesto de moda en el París de entonces: El velocípedo o biciclo. 

En los años finales del siglo XIX, se constituyó la sociedad “Casa del Nuevo Club” con el propósito de comprar el edificio y el solar que había en la calle de Alcalá, entonces número 44 (hoy 24), haciendo esquina con la de Cedaceros (por aquel tiempo llamada de Nicolás María Rivero), para construir un nuevo inmueble en el que instalar el “Nuevo Club de Madrid”, reservando la planta de calle para alquilar locales a otros negocios. Así aparece sobre el año 1903 la joyería “Kaas Frères” afamados artífices de la rue La Paix en París, en la redonda esquina del edificio, “La Paulide” floristería de plantas y simientes, en la calle de Cedaceros, número 2 y la tienda de ropa para señoras “Modern Style” con los últimos modelos de París, en el año 1905. 

Fuente: Urbanity.es
La Casa del Nuevo Club de Madrid entre los años 1903 y 1908. Se aprecia, en su esquina, la joyería "Kaas Frères" y contigua, en la calle de Cedaceros, 2 la tienda "Modern Style".
 
Con el tiempo aquellos negocios fueron siendo sustituidos; de esta manera la joyería pasa a llamarse “J. Díaz” en el año 1912 y aparece la “Camisería Burgos”, en 1909, propiedad de Julián P. Burgos, establecimiento que se mantiene en la actualidad en la calle Cedaceros, número 2. 

Andando el tiempo, en el año 1933, la esquina del edificio del Nuevo Club se convierte en uno de los cafés más modernos y refinados de la zona. El café Ivory. 

Fuente: Davidzuker.com
Esquina de las calles de Alcalá y de Cedaceros, en el año 1933.
 
Inaugurado el día 30 de diciembre de 1933, fue diseñado por los arquitectos Eduardo Nueda y Diego Méndez González con fachada en mármol, cristal y metal. Los grandes ventanales exteriores permitían su apertura total, mediante un complejo mecanismo instalado en el sótano del establecimiento, de modo que la terraza y el interior del café fuesen un lugar diáfano durante los meses más cálidos del año. Sillones cromados, techos con cerramiento en lujosa madera de bubinga (procedente de África, de color rojizo y con vetas púrpuras), remates en cobre y paredes pintadas en tonos claros, constituían la decoración interior del espacio irregular del café Ivory. 

Fuente: Oa.upm.es/Laura Ferández Quinteiro.
Plano del café Ivory. Las mesas se situaban en la parte más ancha del local y la barra en la zona más estrecha.

Fue en el Ivory donde se realizó la primera obra de Madrid que montaba grandes superficies de duraluminio sin tornillos, ya que los mostradores del café estaban recubiertos de este material. 

Fuente: ABC (1933)
Mostradores del café bar Ivory, recubiertos de duraluminio sin tornillos.
 
Anaquelerías y mesas de servicio se revistieron de cristal vitrolite, lavable e inalterable en su brillo y color, lo que también constituía una novedad. 

El café bar Ivory se mantuvo abierto durante la Guerra Civil Española, ofertando cervezas, aperitivos y licores. Es probable que fuese reemplazado por otro café, pero lo cierto es que ahora, como no puede ser de otra manera, su local está ocupado por una sucursal bancaria. 

En el edificio contiguo a la “Casa del Nuevo Club” estuvo uno de los cafés más emblemáticos de la calle de Alcalá: Café Maison Dorèe. 

Fuente: Urbanity.es
Fachada del café Maison Dorèe, en el año 1905.

Maison Dorèe, que también aparece en la prensa como Maisón Doré o Maison Dore, fue un café modernista inaugurado el día 1 de mayo de 1905. Este café coexistió con el Ivory durante sus últimos años de existencia. 

Los arquitectos Miguel Mathet Coloma y su hijo, Jerónimo Pedro Mathet Rodríguez fueron los diseñadores de este local que, en el momento de abrir sus puertas, estaba en el número 42 de la calle de Alcalá (hoy nº 22). 

Durante los meses más cálidos del año, al igual que su vecino el café Lion D’Or, sacaba terraza a la calle de Alcalá y de ese modo, las tertulias en las que participaban Felipe Sassone Suarez, Felipe Trigo, Antonio Zozaya Jou, Pedro Muñoz Seca, Manuel Bueno Bengoechea, Eduardo Marquina Angulo, Carlos Arniches Barreda y el caricaturista Manuel Tovar Siles, entre otros, pasaban de la Maison Dorèe al Lion D’Or, indistintamente. 

Anunciado como café-brasserie por sus propietarios, Gisbert y Grasses, pretendía tener el gusto francés de moda entonces. Fue un café artísticamente decorado al que pueden asistir las señoras. Pero tras su cierre, al comenzar la década de los años cuarenta del siglo XX, un cronista dijo de él que fue un café de moda que se perdió entre las nuevas modas de los nuevos cafés. 




Fuentes:
Hemeroteca B.N.E.
Hemeroteca ABC.
Colegio oficial de arquitectos de Madrid.
“El Modernismo en la arquitectura madrileña: Génesis y desarrollo de una opción ecléptica”. Oscar Da Rocha Aranda.
Es.wikipedia.org
Urbanity.es
Davidzuker.com
Oa.upm.es/Laura Fernández Quinteiro.

14 comentarios:

  1. Muy interesante reportaje, Charo, gracias. Qué cafés tan preciosos. Elegantísimo el Yvory, increíble el café "belle époque" de la Maison Dorée. Me cuesta creer que hayamos destruído estas joyas. Esta ciudad ha sido terrorífica en el pasado destruyendo su patrimonio.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, Carlos. Lo que se ha hecho con Madrid no tiene nombre. Parece que no interesa mantener su historia porque todo se destruye para hacerlo "moderno", con una modernidad muy mal entendida. Muchas gracias por tu comentario, que siempre anima.
    Salud.

    ResponderEliminar
  3. Miguel Zafra. Pediatra. Grupo de Historia de la AEP. En noviembre de 1912 tres jóvenes especialistas en niños conciben la idea de organizar una sociedad autónoma de Pediatría, Aurelio Romeo, Aurelio Martín Arquellada y José García del Diestro (y se añade Sainz de los Terreros en su Memoria y en la de la AEP). Desarrollan la idea en las tertulias del café Lyon d’Or a la que concurrían los profesores Becerro de Bengoa, Parache, Villa, Vigueras, Luis Castillo, Covisa, Sainz de Aja, Hinojar, Mateo Milano, Eleizegui y Ruiz Albéniz (Seudónimo “Tebib Arrumi”, sobrino de Isaac Albéniz, escritor en “Diario Universal”).

    ResponderEliminar
  4. El café Lyon D'Or se encontraba en la calle de Alcalá, 18 (hoy es una cafetería), junto al teatro Alcazar (Alkazar, entonces) que lo separaba del café Maison Dorèe aquí citado.
    Es muy frecuente confundir el Lyon D'Or con el Lion, que estuvo también en la calle de Alcalá, pero frente a Correos.
    Te agradezco mucho la información que aportas, Miguel, será muy valiosa para otras entradas de este blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Aclaración: El nombre correcto del café Lion D'Or se escribe de esta manera y no con "y".
    Gracias y disculpad.

    ResponderEliminar
  6. Por ahí también andaba la tienda de los hermanos Padrós, Al Capricho creo?.

    ResponderEliminar
  7. Al Capricho, si. Pensaba que a nadie le interesaría la relación con el fútbol.
    En el Café Maison Dorèe se reunía,en los años 10, el elemento "sportivo" madrileño (Madrid FC, Athletic Club de Madrid, Club Alpino Español, Madrid Hockey Club y la Escuela de Aviación). A su vez, expedía entradas para los partidos de foot-ball organizados por el Madrid FC -actual Real Madrid -).
    En la publicidad de la revista Madrid Sport dice Maison Dorée (con la tilde al contrario).
    Su teléfono era el 1890

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu aportación, Javier.
    Con respecto a la tilde de la palabra "Doree" comentar que en el título de la entrada aparece en su forma aguda, al contrario que en el resto del escrito, debido a que en los textos consultados se han encontrado las dos maneras de escribir el término.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Eduardo Martín Mazas2 de noviembre de 2016, 23:05

    Muy interesante la historia de los cafés de Madrid. Quería reseñar que en la primera sede del Nuevo Club, a principios del siglo XX, trabajó el gran cocinero aragonés Teodoro Bardají Mas, precursor de la cocina moderna en España, antes de incorporarse en 1910 a las cocinas del duque del Infantado, Joaquín de Arteaga y Echagüe, donde permaneció hasta su jubilación en 1952. En sus escritos señalaba la importancia de la cocina que se ofrecía en los cafés de su tiempo. Es autor de "La cocina de ellas", libro fundamental y de referencia de la cocina tradicional española.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Eduardo, te agradezco tu comentario y el elogio al blog de los Antiguos Cafés.
    Apuntar tan sólo que Teodoro Bardají Mas también incluyó en sus escritos la receta del "bistec con patatas" del famoso Café Nacional, que parece era muy celebrado por los comensales de los primeros años del siglo pasado: http://antiguoscafesdemadrid.blogspot.com.es/2014/07/el-cafe-nacional-de-la-calle-de-toledo.html
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Qué ilusión encontrarme con esto!!! El Ivory era el café de mi abuelo y jamás había visto fotos ni leído nada de él hasta hoy!!!! Gracias!!!

    ResponderEliminar
  12. El café Ivory fue uno de los más elegantes y modernos de la calle de Alcalá y, como tantos otros, fue una lástima que desapareciera.
    ¿Podrías darme el nombre de tu abuelo, si fue él quien lo inauguró?
    Me alegro mucho saber que te ha hecho ilusión leer este blog.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Sí, fue él, José Gómez González, quién lo inauguró, con su hermano Miguel. Antes, en ese mismo local, llevaban, ellos también, una tienda de objetos de arte.
      ...Y el café duró poco tiempo porque por desgracia ellos también murieron pronto!!!

      Eliminar

      Eliminar
  13. Muchas gracias. El dato queda en el archivo. Un saludo.

    ResponderEliminar