Páginas

viernes, 15 de marzo de 2013

LA CALLE DE LORETO PRADO Y ENRIQUE CHICOTE, CAFÉ EL CAFETAL.


Los escasos noventa y seis metros de esta calle del centro de Madrid, también tienen su historia. 

Ya en el plano de Pedro Texeira (1656) esta vía aparece con el nombre de San Joseph. En un momento impreciso entre los años 1831 y 1836, cambiará su nombre por el de travesía de la Ballesta y en el año 1854 pasará a denominarse calle de La Lealtad para retomar el anterior, sólo dos años más tarde. Desde el día 18 de enero de 1936 la pequeña travesía situada entre las calles de la Ballesta y la Corredera baja de San Pablo tiene por nombre el de calle de Loreto Prado y Enrique Chicote aunque es más conocida por Loreto y Chicote, para abreviar. 

Foto: M.R.Giménez (2013)
Calle de Loreto Prado y Enrique Chicote vista desde la Corredera baja de San Pablo.

En el número 3 de esta calle, en casa de un hojalatero que tenía tienda y salida posterior por la calle del Desengaño, estuvo escondido el general Leopoldo O’Donnell Jorís (1809-1867) preparando el pronunciamiento militar que se conocería como la Revolución de 1854 o “Vicalvarada”. Esta circunstancia hizo que la travesía diera en cambiar su nombre por el de calle de la Lealtad, agradeciendo el silencio que todos los vecinos guardaron durante los cuatro meses que O’Donnell estuvo oculto en ella. 

Sobre la fachada de la casa número 8 hay una placa dedicada al escritor chileno Augusto D’Halmar (Augusto Goemine Thompson. 1882-1950). D’Halmar fue el autor, entre otras obras, de “Pasión y muerte del cura de Deusto” y asistió con frecuencia a las tertulias de los cafés Lyon D’or (calle de Alcalá) y Reina Victoria (calle de San Bernardo). Escribió para su epitafio: Nada he visto sino el mundo y no me ha pasado nada sino la vida. 

Fuente: ABC. Foto: M.R.Giménez (2013)
La fotografía de la izquierda corresponde al descubrimiento de la placa para Augusto D'Halmar, el día 29 de octubre de 1958. A la derecha, la misma placa en la actualidad.

Sabemos de esta calle que siempre fue un lugar de talleres, almacenes, alquiler de habitaciones y academias para la instrucción de señoritas y de preparación para los exámenes de Correos. Algo descuidada en cuanto a la limpieza y con el suelo empedrado en cuña, no fue hasta el año 1931 que el ayuntamiento decidió cambiar su pavimento por otro de asfalto o microgranito por sus condiciones antihigiénicas y peligrosas. 

El día 18 de enero de 1936, a las 4,30 horas de la tarde, llovía a mares. Estas fueron la fecha y la hora elegidas para el nuevo y último cambio, hasta hoy, del nombre de la calle referida. 

Foto: M.R.Giménez (2012). Fuente: ABC (18 de enero de 1936).

La lápida con el nombre calle de Loreto Prado y Enrique Chicote fue realizada por la empresa Cerámica Madrileña (fundada en el año 1878 y enclavada en Vallecas, a 2 kilómetros de la capital); representa un castizo rincón de los barrios bajos especificando que se trata de “La Corrala”. Su diseño fue elegido en base a que esta pareja de actores había representado como nadie el casticismo madrileño. 

Fuente: ABC (1936)
El día en que esta calle tuvo por nombre Loreto Prado y Enrique Chicote, llovía a mares.

La actriz Loreto Prado Medero (1863-1943), era una mujer pequeña, ágil, vivaracha, dueña de mil recursos y de un espíritu arrollador. Formó pareja exclusivamente artística durante casi cincuenta años con el actor y empresario teatral Enrique Chicote del Riego (1870-1958), que la contrató en el año 1897 para formar parte de su compañía. Ambos fueron el dúo teatral más conocido de Madrid llegando a representar juntos casi dos mil comedias, sobre todo de Carlos Arniches Barreda, y fundamentalmente en el desaparecido teatro Cómico. 

Como no podía ser de otra manera, la calle de Loreto Prado y Enrique Chicote también tenía su café. 

Fuente: B.N.E. (1911)
Anuncio del café El Cafetal que hacía esquina con la calle de Loreto Prado y Enrique Chicote, aunque tenía acceso por la Corredera baja de San Pablo, número 4.
 
Haciendo esquina y con entrada por la calle de la Corredera baja de San Pablo, número 4, El Cafetal ofrecía a sus clientes vermouths, vinos y licores de las mejores marcas, además de obsequiar los viernes con una copa de licor a quien tomara un café. Eran los tiempos en que un café con media (tostada) costaba 0,25 pesetas, allá por el año 1911. 

Foto: M.R.Giménez (2011)
Esquina de la calle de Loreto Prado y Enrique Chicote con la de Corredera baja. Allí estuvo el café El Cafetal.
En la fotografía de la derecha se aprecia el interior del que fue café, en la actualidad.
 
Hoy la calle de Loreto Prado y Enrique Chicote ha cambiado sus talleres, almacenes y academias por tiendas de ropa y complementos de diseño. El café El Cafetal pasó a ser una tienda de pinturas, hace ya muchos años. Pero, tal vez por casualidad, hay una pequeña sala de teatro que representa obras de quince minutos para un reducido aforo. Es muy probable que el público asistente a este diminuto teatro desconozca quienes fueron los dos actores más populares de Madrid durante más medio siglo, cuyos nombres figuran desde el año 1936 en esta calle. 











Fuentes:
Hemeroteca B.N.E.
Prensahistorica.mcu.es
Hemeroteca ABC
Es.wikipedia.org
“Guía de Madrid, manual del madrileño y del forastero” Ángel Fernández de los Ríos.
Agradecimiento especial para el Restaurante Lara, por la información aportada sobre el café El Cafetal.

5 comentarios:

  1. Con respecto a la Cafetal, lamento comunicarle que la información aportada _según parece_ por la chocolatería Lara, está equivocada.
    En el lugar que usted sitúa la cervecería-cafetería, existía una tahona.
    El Cafetal era el local siguiente, dirección Gran Vía.
    Allí se reunían actores ( al igual que la Lara), antes de las representaciones en los teatros. También era conocido por sus bocadillos de calamares.
    Esta información la conozco muy bien por ser nieta del dueño del Cafetal. Mi padre recordaba infinitas anécdotas de local que era muy famoso por su inmejorable café.

    ResponderEliminar
  2. Agradezco muchísimo su información, precisando la ubicación correcta del café el Cafetal. En los anuncios encontrados en prensa aparece que el local estaba en el nº 4 de Corredera baja, casa que dispone de varios establecimientos. La información que figura en el blog fue aportada por el restaurante Lara, también situado en esa finca a día de hoy.
    Si me permite una pregunta: ¿El Cafetal estaba situado en lo que ahora es un bar, entre el portal nº 4 y la tienda de pinturas de la esquina?
    Repito las gracias y espero su respuesta a la duda.

    ResponderEliminar
  3. Si, efectivamente, esa era su ubicación.
    En la tienda de pinturas había una tahona. Entonces no estaba ese restaurante Lara al que usted se refiere. En aquella época, como "Lara" solo estaba la cafetería que se encuentra en la acera de enfrente.
    Al otro lado del portal nº4 había una carnicería que tenía su entrada por el propio portal. A continuación una frutería y una tienda de ultramarinos ( que posteriormente pasó a ser una cafetería) y a continuación_en tiempos de Franco, estuvo situada temporalmente, la comisaria de Centro (lugar que ocupan los cines Luna, actualmente en desuso)
    Haciendo esquina, en frente, la ferretería La Llave, muy conocida.

    ResponderEliminar
  4. De nuevo, muchas gracias por la aclaración y por la descripción pormenorizada de las tiendas de esa esquina de la Corredera baja con la calle de la Luna.
    Soy del barrio y recuerdo también el despacho de quinielas que había en la casa de la comisaría, que en la Corredera formaba un saliente con respecto a la casa número 4. Frente a ella, en una casa que ya no existe, había una tienda de fotografía que tenía una simpática foto enmarcada de dos niños muy pequeños dándose un beso. En ese mismo edificio, hoy reemplazado por otro moderno, había una pollería con dos puertas de acceso.
    Por si le interesa, le adjunto una entrada de este blog sobre el Palacio de Monistrol, que sin duda recordará también.
    http://antiguoscafesdemadrid.blogspot.com.es/2011/11/el-cafe-de-la-luna-y-el-teatrillo-de.html
    Si lo desea, puede escribirme al correo electrónico: antiguoscafesdemadrid@gmail.com
    Un saludo muy afectuoso.

    ResponderEliminar
  5. Hola: Por si fuera de su interés, acabo de poner a la venta en Todocolección un lote nº 40999850 con un reportaje fotográfico de la inauguración de la tienda de pinturas de la calle Loreto y Chicote que sale en este post. La configuración era muy distinta con la estética de 1972.
    Saludos

    ResponderEliminar