Páginas

domingo, 1 de diciembre de 2013

¿Tomar Madrid?....¡¡Miau!!..

Muy poco se sabe de esta fotografía tomada en el año 1936, en Madrid. Su desconocido autor no hizo mención del lugar exacto de la tienda de lunas, cristales y espejos que con bastante certeza fue un negocio colectivizado/ socializado por los sindicatos Confederación Nacional del Trabajo (C.N.T.) y Unión General de Trabajadores (U.G.T.), cuyas siglas aparecen en el rótulo.

Fuente: Sbhac.net/Memoria.htm (1936)
A la derecha del rótulo se ve el símbolo anarquista del gato.

En el mes de mayo del año 1936, muy poco antes del comienzo de la Guerra Civil Española, la C.N.T. envió una propuesta de alianza obrera revolucionaria a la U.G.T. ante el cariz de los acontecimientos. Era necesario aunar fuerzas para mejorar las penosas condiciones laborales de los trabajadores y pactar con el fin de conseguir el triunfo revolucionario. Comienzan así las colectivizaciones de industrias con más de cien asalariados y las de aquellas cuyos patronos hayan sido declarados facciosos o hayan abandonado la empresa. Los comercios y fábricas con menos de cien trabajadores serían socializados si así lo acordasen las tres cuartas partes de su plantilla.

Tal debió ser el caso de la gran fábrica de lunas y cristales biselados, de grabado y decorado artístico propiedad de Francisco Fernández, abierta en la calle de la Florida, número 10 (hoy Mejía Lequerica), que había sido inaugurada en el mes de junio del año 1925. En su plantel de nutrido personal adscrito se encuentran notables artistas en el dibujo para la decoración de lunas, que realizarían encargos para nuevos edificios como el Círculo de Bellas Artes (1926) y otros elegantes establecimientos de la Gran Vía de Madrid. El inmueble donde se ubicaba la empresa fue construido por el propietario del negocio, ex profeso para albergar los talleres y la tienda.

Fuente: B.N.E. (1925).
Anuncio de la fábrica recién inaugurada.

Hasta el año 1934 la empresa se denominó “Fábrica de Lunas F. Fernández”, un año después, posiblemente al fallecer su dueño, pasaría a llamarse “Hijo de F. Fernández”. Tras la Guerra Civil tuvo el nombre de “Hijos de Fernández” y sería devuelta a sus dueños originales, que insertarían ofertas de empleo en la prensa buscando todo tipo de operarios especializados en el negocio de la cristalería.

Fuente: ABC (1939).
"Hijo de F. Fernández"

El fotógrafo Juan Miguel Pando Barrero retrataría el edificio de calle de Mejía Lequerica, número 10 el día 23 de diciembre de 1965. Su fachada había sufrido modificaciones, como las de tantos edificios del centro de Madrid tras su reconstrucción después de la Guerra Civil; habían desaparecidos los faroles de los escaparates y, por supuesto, el explícito cartel de ¿Tomar Madrid?... ¡¡Miau!!.. Pero las verjas de sus balcones y los letreros de cristal que anunciaban los productos de la empresa, seguían bien cuidados y en su sitio.

Fotografía de Juan Miguel Pando (1965)
Fábrica de "Hijos de Fernández" en la calle de Mejía Lequerica, 10 (antigua calle de la Florida).

Hoy el edificio no existe. Lo que perduró tras la guerra fue arrasado por la especulación, una vez más.

Foto: M.R.Giménez (2013)
Edificio de la calle de Mejía Lequerica, 10, en la actualidad.

El edificio actual se encuentra en obras y completamente vacío.



Fuentes:
“El Socialista”.
Ipce.mcu.es
Hemeroteca ABC
Hemeroteca B.N.E.

Sbhac.net/Memoria.htm 

Nota.- Cualquier otra información sobre esta entrada será bien recibida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada