Páginas

martes, 5 de mayo de 2015

EL DESCONOCIDO RELOJ DE SOL DE LA CALLE DEL DESENGAÑO.

Donde se unen las calles de la Luna y del Desengaño de Madrid vino a construirse la actual iglesia de San Martín, allá por la mitad del siglo XVII, según el trazado del arquitecto Juan de Corpa. Años después, en 1719, el edificio sería reedificado bajo los planos de Eugenio Valenciano que agrandaría el templo manteniendo la planta de cruz latina inicial. 

Fotografía: M.R.Giménez (2015)
Fachada principal de la iglesia de San Martín.

La iglesia se encuadra en el estilo barroco madrileño, con dos torres cuadrangulares de ladrillo de tres cuerpos y cuatro vanos en cada una de ellas. Sobre su churrigueresca puerta principal, que mantiene los herrajes del siglo XVIII realizados por la escuela de forja madrileña, se sitúa un grupo escultórico atribuido a la escuela de los Ron (Juan Alonso Villabrille y Ron) en donde se representa a Juan Agustín Adorno, fundador de la institución de los “clérigos menores” que por entonces ocupaban la iglesia, orando ante la Virgen de Portacoeli.

El templo pasaría a denominarse de Portacoeli (Porta-coeli o Portaceli) y a partir del año 1836, con la llegada de los monjes de San Benito, de San Martín.

Nota.- Al no ser mucha la información existente sobre esta iglesia, los textos consultados refieren datos diversos sobre todo lo relativo a su construcción. En este caso se ha optado por recurrir a lo aportado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

Fotografía: M.R.Giménez (2015)
La flecha señala la ubicación del reloj de sol, en la esquina de la calle del Desengaño.

Dejando al margen otros importantes aspectos arquitectónicos, artísticos e históricos de la iglesia de San Martín, centraremos la atención en su pequeño y desconocido Reloj de sol.

Fotografía: M.R.Giménez (2015)

Si pocos son los datos referentes a la historia de la construcción de la iglesia de San Martín, aún menos son los encontrados para identificar a este reloj solar. Orientado a mediodía (sur) y de instalación vertical, tiene forma circular y está realizado en bronce. Se encuentra empotrado en la esquina derecha de la torre más cercana a la tapia correspondiente al jardín de la iglesia, con fachada a la calle del Desengaño. Su gnomon (pieza que sirve para indicar las horas) tiene forma triangular con un decorativo recorte en su parte inferior. Muestra numeración romana entre las VI de la mañana y las VI de la tarde, representando la hora cuarta con tres unos (IIII). Entre las estrías que marcan las horas se aprecian otras más cortas que señalan las medias y los cuartos, aunque el disco se encuentra muy deteriorado.

Fuente: B.N.E. (1932)

Este reloj de sol tiene una inscripción en su parte superior: F. de P. Sarriá 1840.

Fotografía: M.R.Giménez (2015)
Inscripción del reloj. F. de P. Sarriá -1840.

La prensa informa sobre el boticario Francisco de Paula Sarriá que ya en el año 1821 vivía en la calle de Tudescos, situada en el entonces denominado barrio de Moriana. (La travesía de Moriana, que daba nombre al barrio, fue absorbida por las obras para la construcción de la Gran Vía. Existió también la plazuela de Moriana, en la que remataba dicha travesía, que hoy sería correspondiente con la parte superior de la plaza del Callao).

Una terrible epidemia de cólera-morbo había llegado a Madrid en el verano de 1834 haciendo grandes estragos en la población, principalmente en el período comprendido entre los meses de junio a septiembre. El boticario Francisco de Paula, que también era profesor de Farmacia de la Diputación, suministra gratis todos los medicamentos necesarios para los enfermos coléricos, y cloruros para desinfección. Rebaja un 35% de todas las medicinas que se necesiten para los pobres que padezcan enfermedades comunes, por el tiempo que la epidemia aflija a esta capital.

Bien pudo ser este boticario Sarriá, hombre adinerado y propietario también de varias casas en el barrio, quien regalara a los vecinos el reloj solar de la iglesia de San Martín situado en la calle del Desengaño, en el año 1840.



Fuentes:

Hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España.
Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.
“Las iglesias del antiguo Madrid” Elías Tormo.
Relojesdesol.info
Gallica.bne.fr

2 comentarios:

  1. Creo que en la cripta de la iglesia fueron sepultados temporalmente Daoiz y Velarde el 3 de Mayo de 1808....
    Antoñito I El Maligno

    ResponderEliminar
  2. Sí, también yo he leído ese dato.
    Se prodiga poco, D. Maligno, por estos lares.
    Un besazo.

    ResponderEliminar