Páginas

Translate

lunes, 13 de julio de 2020

EL MUSEO CERRALBO.

En los años finales del siglo XIX, cuando el madrileño barrio de Argüelles aún se encontraba en fase de urbanización, Enrique de Aguilera y Gamboa, marqués de Cerralbo, vino a encargar la construcción de su palacio entre las calles de Ventura Rodríguez y de Ferraz.

El edificio, dotado de los servicios más novedosos del momento, fue proyectado por el arquitecto Alejandro Sureda y serviría como vivienda familiar, además de contener las numerosas colecciones que el marqués iría atesorando a lo largo de su vida.

Constituye un magnífico ejemplo de residencia aristocrática madrileña.

En este vídeo, acompañados por Caroline Montero de Espinosa -técnico del Museo Cerralbo- veremos la impresionante decoración interior de este palacio, comenzando por la escalera de honor. Salones ornamentados por escogidos pintores, la fastuosa sala de baile, el comedor de gala, la sala de la armería, así como las galerías inspiradas en los palacios italianos que continúan tal y como el propio marqués las dispuso para exponer sus colecciones de arte, entre otras muchas dependencias.







 
Este magnífico edificio contiene una interesante colección de objetos procedentes de las excavaciones arqueológicas que el marqués de Cerralbo financió y realizó, además de una gran cantidad de bellas antigüedades y obras de arte adquiridas en diversos países durante sus viajes.

Enrique de Aguilera y Gamboa también recopiló numerosas piezas de gran valor procedentes de los lujosos palacios aristocráticos que en Madrid se iban demoliendo. Con ello contribuyó a preservar muchos de los tesoros que, de otra manera, hoy habrían desaparecido y que en el Museo Cerralbo podemos admirar.







No hay comentarios:

Publicar un comentario